martes, 25 de octubre de 2011

Acentuación de la separación de linajes hace 2,5 Ma.


El comienzo de períodos áridos y fríos, que se inicia a final del Mioceno y que se manifiesta más claramente desde hace unos 2,8 millones de años, puede estar relacionado con un enfriamiento de las aguas del Océano Índico debido quizá a la emersión tectónica de nuevos territorios isleños en Indonesia, como la isla de Timor, y el avance hacia el norte de Nueva Guinea, por lo que se habría ido cerrando la entrada en el Índico de agua acarreada por la corriente muy cálida del Pacífico Sudecuatorial, primando desde entonces la entrada de agua traída por la corriente más fría del Pacífico Norecuatorial. Este enfriamiento del Índico, modificaría a su vez la circulación atmosférica y la capacidad higrométrica del aire en aquella región, y estaría en el origen del aumento de la aridez en Africa Oriental (Cane, 2001).
Otra teoría más reciente (Sepulchre, 2006) atribuye la aridificación al levantamiento tectónico de la región, lo que habría llevado a una reorganización de los vientos y a la reducción de la entrada de aire húmedo del Indico en la región.
Con el cambio climático se produce una acentuación de las tendencias grácil y robusta. Los ambientes de sabana se extienden a costa de los bosques y los homínidos han de buscar nuevos recursos alimenticios. Según el Modelo de la Reina Roja esta búsqueda despierta una competencia constante entre las especies, que conduce a una mayor especialización. En África Oriental compiten por los mismos recursos Homo, Paranthropus, chimpancés y babuinos.
·         La tendencia grácil da paso a la aparición del género Homo (incisivos desarrollados y molares de gran tamaño, esmalte grueso, grácil, carroñero y tal vez cazador). Como rasgo distintivo del H. habilis se enfatiza la construcción de herramientas, lo que implica cambios anatómicos en el cerebro. Esta tendencia está representada por las especies:
o    Australopithecus garhi.
o    Homo habilis.
o    Homo gautengensis.
·         La tendencia robusta da lugar a los parántropos, más especializados (incisivos reducidos y premolares y molares muy fuertes, robustos, dieta vegetal dura). Está representada por las especies:
o    Paranthropus aethiopicus.
o    Paranthropus boisei.
Una diferente posibilidad taxonómica y filogenética sería trasladar H. habilis al género Australopithecus ya que mantiene plesiomorfias compartidas con A. africanus. (Wood y Collard).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada