lunes, 24 de octubre de 2011

Australopithecus africanus.

 


Foto de http://www.arts.auckland.ac.nz/uoa/

HALLAZGOS CRANEALES

Cráneos completos
Cráneos fragmentarios
Mandíbulas
STERKFONTEIN
3-2,2 mda
STS 5
STS 17
STS 52a
STS 53
STS 63
STS 71
STW 13
STW 73
STW 252
STW 505
STS 7
STS 36
STS 52b
STW 384
STW 404
STW 498
STW 513
TAUNG
3-2,5 mda
TAUNG 1 (juvenil)


MAKAPANGSGAT
3 mda

MLD 6
MLD 9
MLD 23
MLD 2
MLD 12
MLD 22
MLD 29
MLD 34
MLD 40
MLD 45

Pese a la abundancia de restos, la condición del A. africanus ha sido muy debatida, quizá por la dificultad de relacionar esta especie en términos filogenéticos con las posteriores (Paranthropus robustus y Homo habilis). Los yacimientos sudafricanos son de difícil extracción y datación.

Edad. Entre 2 y 3,3 mda.
  • Características morfológicas. (STS 5 “la señora Ples”)

  • 1,38 – 1,15 m. 41 – 30 kg.
  • Cráneo redondeado, con un frontal más recto y un occipital más convexo. Caja craneal estrecha, de unos 485 cm3. Asimetría cerebral más acusada, al igual que la densidad de la red meníngea media.
  • Arco supraorbital no muy desarrollado, forma un reborde que precede a la placa del frontal, glabela algo pronunciada, cresta occipital débil y plano nucal bajo y llano.
  • Base del cráneo más arqueada y corta. Foramen mágnum centrado (bipedestación) y región del mastoideo pequeña.
  • Caracteres asociados al desarrollo de un aparato masticador cada vez más potente.
  • Paladar profundo en la parte anterior. Pilares a ambos lados del orificio nasal. El clivus naseoalveolar es plano y el umbral entre estas dos partes está apenas sugerido. Raíz anterior del arco cigomático encima de P4, más adelantada que en afarensis.
  • Rostro menos prognato. La mandíbula tiene un ramus alto y carece de barbilla. Sínfisis mandibular menos inclinada y torus transversales menos desarrollados. Las ramas horizontales de la mandíbula son robustas. Desarrollo más marcado de la cara anterior del músculo temporal y de la constricción posorbital.
  • El tamaño de los dientes incrementándose de delante hacia atrás. Superficie trituradora importante. Esmalte grueso. Incisivos anchos y pequeños, con raíces rectas. Caninos reducidos que se desgastan a partir de la punta. Premolares relativamente grandes, con coronas de dos cúspides. Molares más desarrollados bucolingualmente.
  • Estudiando los dientes del Niño de Taung, Holly Smith por un lado y Timothy Bromage por otro llegaron a la conclusión de que Australopithecus tenía un desarrollo rápido, como el de los chimpancés.
  • Las caderas y miembros posteriores indican bipedia no del todo desarrollada (se ha hallado una pelvis completa, STS-14). Atrágalo bastante humano mientras que tarso y primer metatarsiano son similares al aferensis. El tarso de STW 573 (Little Foot) parece más derivado.
  • Constitución grácil.
Cráneo y tomografía computerizada de Sts5.



Relaciones con otros homínidos e interés evolutivo.
Para Lockwood y Tobias A. africanus es la especie ancestral tanto de Paranthropus como de Homo. La gracilidad de A. africanus se ha establecido por comparación con el Paranthropus, pero de todas formas es el posible iniciador del linaje robusto.
Según Brian Willmoare y William Kimbel (2011), los pilares anteriores del rostro del A. africanus son huecos mientras que los de P. robustus y P. boisei contienen un tejido denso y esponjoso. De ello deducen que los parántropos no están relacionados filogenéticamente con A. africanus.
Debido a que su dentición parece más moderna que la de afarensis, Tobias, Clarke y Berger proponen que los primeros Homo están relacionados con africanus y no con afarensis. Por el contrario, mantengo la opinión de que Homo no está relacionado con ninguno de los dos y sí con Kenyanthropus platyops y Australopithecus anamensis.
Inferencias sobre sus modos de vida.
La ausencia de herramientas líticas, una flora con lianas y una fauna con monos y sin herbívoros hace pensar que viviera en un ambiente boscoso en el límite temporal con la formación de la sabana africana. Era bípedo o al menos caminaba erguido.
Según Sandi Copeland (2011), tras estudiar la procedencia de los individuos a partir de rastros en los dientes, los grupos de africanus practicaban la filopatría (los machos se unían a hembras de fuera).
Otras cuestiones relevantes.
Parece que los australopitecos más antiguos se encuentran en el este de África y los más modernos en Sudáfrica por lo que quizá hubo una radiación hacia el sur de los primeros homínidos erguidos.
Más sobre el proceso de hominización

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada