sábado, 26 de marzo de 2011

Olduvaiense

Olduvaiense. Dmanisi (Georgia).


La garganta de Olduvai ha dado nombre a la industria lítica más antigua que se conoce: la cultura olduvaiense (complejo industrial olduvaiense) (2,8-1,8 mda), caracterizada por los pocos golpes necesarios para obtener los útiles: uno solo en ocasiones. El resultado es el de unas herramientas más bien burdas, pero con una tosquedad que engaña. Ni resulta fácil saber dar golpes precisos para obtener los filos cortantes, ni se puede despreciar el filo de las lascas que se desprenden del núcleo cuando se domina la técnica de una forma aceptable.

M. D. Leakey denominó Olduvaiense desarrollado (Modo 1 evolucionado de la arqueología experimental) a la técnica que produjo los hallazgos de la Toba IF de Olduvai, datados en 1,8 mda. Se multiplica el número de golpes y sus direcciones sobre el canto, para configurar el instrumento pretendido o para obtener mayor número de lascas.
Procedentes de épocas tan o más antiguas, se han encontrado en otros yacimientos útiles de técnicas algo diferentes aunque siempre dentro de la tradición general olduvaiense:
v  Gona, Middle Awash (Etiopía): 2,6-2,5 mda. Semaw y colaboradores atribuyen el mayor tamaño de los núcleos a la distancia del yacimiento respecto a los lugares de obtención del material, mucho más próxima que en otros casos. Rechazan la necesidad de proponer una industria pre-olduvaiense e indican que la cultura de Olduvai tuvo una estasis de al menos 1 mda. Creen que es de esperar que aparezcan culturas más antiguas.
v  Bouri-Hata, Awash (Etiopía): 2,5 mda. Cortadores y lascas utilizados para descarnar huesos de antílopes y caballos, probablemente por Australopithecus garhi.
v  Omo 71 (Etiopía) 2,3 mda. Fue tallado un canto de cuarzo de pequeñas dimensiones, levantado cinco lascas en las dos caras y convirtiéndolo en un chopper. Otros yacimientos de Omo, de 2 mda, han proporcionado pequeños núcleos de cuarzo, lascas y fragmentos.
v  Hadar (Etiopía): 2,3 mda.
v  Lokalalei (West Turkana, Kenia, 2,34 mda). Taller de talla. Para Roche y colaboradores (1999) la técnica utilizada implica una preparación y utilización de los materiales muy cuidadosa, inimaginable con anterioridad para unos homínidos tan antiguos y obliga a plantearse que sus capacidades cognitivas debían estar bastante más desarrolladas de lo que se supone por lo común. Un núcleo era golpeado hasta 20 veces para extraer las esquirlas y la elección cuidadosa de los materiales implica que quienes los trabajaban conocían sus propiedades mecánicas. De algunos guijarros se obtuvieron más de 30 lascas, lo que implica un esquema cognitivo complejo y un gran dominio de los gestos.
o    Para Steele (1999) no podemos ir más allá que atribuirlos a Homo habilis por su mayor capacidad craneal, frente a la del Paranthropus boisei.
v  Kanjera (Kenia) 2,2-2,0 mda.
v  Senga 5 (R. D. Congo): 2,3?-2? mda.

Yacimientos de África Oriental de menos de 2 mda.
-       Fejej (Etiopía) 1,96 mda.
-       Kokiselei (West Turkana, Kenia) 1,9-1,65 mda.
-       Olduvai (Tanzania) 1,84-1,6 mda.
-       Koobi Fora (Kenia) 1,88-1,4 mda.
-       Barogali (Djibouti) 1,6-1,3 mda.

El Olduvaiense se extendió desde África Oriental al Transvaal, Angola, Magreb (Ain Hanech, Setif 1,8 mda) y Sahara. Hace 2 mda comienza a extenderse fuera de África, hacia Europa meridional y sudeste asiático. El yacimiento de Renzidong, al este de China, está datado en 2,1 mda.

Para Semaw entre 2,6-1,5 mda, las estrategias de producción se mantuvieron invariables, destacando la ausencia total de tipos estandarizados.

La cadena operatoria implica la existencia de algún tipo de intencionalidad que refleja un nivel mental más o menos complejo. Se distingue entre:
-       El conocimiento procedimental o conocimiento práctico, como el que se tiene para montar en bicicleta.
-       El conocimiento declarativo, conocimiento abstracto o planteamiento de problemas y de la forma de resolverlos. Se puede transmitir mediante una descripción hablada o escrita.

Los útiles grandes incluyen:
  1. Martillos: Cantos rodados sin filo cortante, pero con señales evidentes de haberse utilizado para golpear otras piedras.
  2. Choppers, protobifaces (chopping-tool) o utensilios-guija: Cantos en los que se ha obtenido, por percusión, un borde cortante y sirven para romper superficies duras (como los huesos grandes, para llegar al tuétano). Generalmente unifaciales y con plataformas de percusión no preparadas.
  3. Lascas o esquirlas, que resultan del golpe dado a un núcleo. Su filo es muy aguzado y su función es cortar la piel, la carne y lo tendones. Pueden estar retocadas o no.
  4. Poliedros, esferoides y discordes. Núcleos manipulados de formas diversas, como si se hubiesen obtenido lascas de todo su perímetro exterior. Su función es incierta; quizá solo sean residuos.
La idea que tenemos de su función da lugar a veces a argumentos circulares.
-       Si los fabricantes eran carroñeros (Binford, 1981) las hachas de mano capaces de partir un cráneo o un fémur son los principales instrumentos.
-       Si entendemos que eran cazadores y debían descuartizar animales enteros, las lascas muy afiladas serían los útiles esenciales (Toth, 1985).
Por otra parte, Toth piensa que estos homínidos utilizaron con frecuencia instrumentos no elaborados, como conchas rotas, cuernos o huesos.
Las tradiciones culturales y las especies de homínidos no se corresponden de manera biunívoca. Es muy posible que la sustitución de las técnicas líticas sea una cuestión local con grandes lapsos de coexistencia en el tiempo.

Material: silex, pedernal, cuarzo, granito, basalto de forma redondeada como canto rodado.
Técnica: Dominio de la mecánica de la fractura concoidea y de los principios básicos de la talla lítica. Talla relativamente poco compleja, con escasa presencia de objetos retocados. Producción orientada a la producción de lascas para la modificación de carcasas animales. La talla se efectua golpeando un canto rodado con otra piedra que hace las veces de martillo. Para Isaac (1975) el salto cualitativo en la evolución humana lo constituye el descubrimiento de la fractura concoidea, no el uso de instrumentos.
Localizaciones: Hay pruebas de verdaderos “talleres” de fabricación lo que indica un gran nivel de organización.
Duración: La cultura olduvaiense se sofistica poco a poco desarrollándose útiles cada vez más elaborados que Mary Leakey ha llamado cultura Olduvaiense desarrollada y que se da entre 1,7 mda y 0,7 mda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada