viernes, 23 de septiembre de 2011

Radiación de los hominoideos y separación de linajes.


Durante el Mioceno Inferior, los hominoideos se separaron en varias ramas evolutivas, algunas de las cuales fueron (de más antigua a más moderna filogenéticamente):
  1. Familia Proconsulidae (Leakey, 1963). Puede que miembros de esta familia fuesen los antepasados comunes a todos los grandes simios y al ser humano. Son los primeros hominoideos que aparecen en el registro fósil, algunos de ellos en el Oligoceno tardío. Los clasificamos entre los hominoideos por la clara presencia de dos sinapomorfias: la pauta Y-5 y la movilidad articulatoria. Además, no tenían cola, sus ojos miraban de frente, su morro era más corto que el de los demás simios y su cerebro un poco mayor. Se movían como lo cercopitecos, apoyando las cuatro patas por encima de las ramas de los árboles (pronógrados). Vivían en bosques lluviosos. El esmalte de sus dientes era fino, lo que sugiere una dieta frugívora. Se distinguen tres subfamilias:
    • Proconsulinae.
    • Afropithecinae.
    • Nyanzapithecinae.
  2. La familia Hylobatidae, separada de la rama que daría origen a los humanos, según las evidencias genéticas, hace 18 Ma.
o    Los gibones muestran un aparato locomotor muy avanzado y especializado en la braquiación. Por el contrario, su dentadura es primitiva y consumen preferentemente frutos y yemas, como la mayoría de los primates. No son muy amigos de caminar por el suelo pero cubren cortas distancias de forma bípeda.
  1. La familia Dryopithecidae y la rama que más tarde daría lugar a las familias Pongidae y Hominidae. Esta rama evolutiva se caracterizará por una progresiva adaptación a la vida en el suelo.

Radiación de los hominoideos en el Mioceno Inferior.


Los fósiles clasificados como pertenecientes a hominoideos y datados en el Mioceno Inferior corresponden todos ellos a especies de la familia Proconsulidae, y se hallaron en África y la Península Arábiga. Suponemos por tanto que los hominoideos tuvieron allí su origen.
Inferimos la existencia de las otras ramas en virtud de las evidencias genéticas.


África, Arabia y Eurasia en la transicón entre el Oligoceno y el Mioceno. Las placas africana y arábiga estuvieron unidas durante el Mioceno Inferior. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada