jueves, 22 de septiembre de 2011

El problema de la clasificación de los hominoideos.


Resumimos a continuación algunas formas de clasificar a las especies hominoideas actuales, en familias, subfamilias y géneros.

§  separación de clados según evidencias moleculares.

Ruvolo es un buen representante de esta tendencia. Obsérvese que la familia Hominidae incluiría los géneros Homo (ser humano), Pan (chimpancé) Gorilla (gorila) y Pongo (orangután). Los gibones, por su parte, compondrían la familia Hylobatidae.

Clasificación de los hominoideos según Ruvolo.
§  la solución parafilética

Mantiene el criterio de Simpson. Simpson (1961) distinguió entre las familias Pongidae (simios superiores) y Hominidae. Esta propuesta de Simpson obliga a incluir todos los simios existentes hoy, sus antepasados y sucesores de esos antepasados en un taxón único, reservando otro para el linaje humano.
Esta taxonomía es la que seguida en esta publicación, pues aunque las evidencias moleculares la desmienten, ha sido la única utilizada durante muchos años y cambiarla pudiera constituir un factor de confusión.

Clasificación de los hominoideos. Solución parafilética.

Clasificación de los primates.



§  la solución monofilética

El criterio molecular por sí solo no establece una distribución de linajes evolutivos, así que a sus evidencias se les suele añadir alguna interpretación cladística del proceso de aparición de nuevas líneas.
La cladística sostiene que cada proceso de especiación se produce mediante la desaparición del taxón original y la aparición necesaria de dos taxa, pertenecientes a la misma categoría.
*       Si queremos mantener la taxonomía basada en grupos monofiléticos, deberá darse al clado humano la misma consideración que al clado chimpancé.
*       La solución monofilética admite en consecuencia las familias Pongidae, Gorillidae, Panidae y Hominidae.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada