lunes, 12 de septiembre de 2011

La agresión y la promiscuidad masculina en los homínidos.


Los andrógenos prenatales son muy importantes en el desarrollo de características masculinas como la agresividad y la promiscuidad. Además, al menos uno de ellos, la testosterona, afecta a al longitud de los dedos. Altos niveles de esta hormona aumentan la longitud del cuarto dedo (anular) en comparación con el segundo (índice), y la diferencia de longitud entre estos dos dedos y el tercer dedo (el mayor) es más reducida.

Para conocer de forma indirecta el grado de promiscuidad y agresividad de los homínidos extinguidos, científicos de las universidades de Liverpool, Oxford y Southampton en el Reino Unido y Calgary en Canadá, encabezados por Emma Nelson (Liverpool) realizaron un estudio de los dedos de Homo neanderthalensis,  Ardipithecus ramidus, Australopithecus afarensis y varios simios primitivos, publicado recientemente en Proceedings of the Royal Society.

Los expertos descubrieron que la diferencia de longitud entre el dedo anular y el índice en estas especies era menor que en la mayoría de los humanos actuales, lo que sugiere que habían estado expuestos a altos niveles de andrógenos prenatales y, como consecuencia es probable que fueran más promiscuos y competitivos.



Los resultados,  también sugieren que los Australopithecus eran probable monógamos, mientras que Ardipithecus parece haber sido muy promiscuo y más similar a los grandes simios.

Aunque precisamos analizar más fósiles para confirmar nuestros resultados, este método podría ser una nueva y emocionante forma de entender cómo ha evolucionado nuestro comportamiento social. Emma Nelson.
Los comportamientos sociales son notoriamente difíciles de identificar en el registro fósil. El desarrollo de nuevos enfoques, tal como las relaciones entre el tamaño de los dedos, puede ayudar a resolver el debate actual en torno a los sistemas sociales de los antepasados humanos. Susanne Shultz, Instituto de Antropología Cognitiva y Evolutiva de la Universidad de Oxford y participante en el estudio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada