lunes, 30 de agosto de 2010

Daniel Dennet, Darwin y la religión. La peligrosa idea de Darwin.







Entrevista de 2004 de Jonathan Miller al filósofo de la Ciencia Daniel Clement Dennet, director de Centro de Estudios Cognitivos y Catedrático de Filosofía de la Universidad de Tufts, Massachusetts.

La entrevista versa sobre la influencia en el ateísmo de las teorías de Darwin. Estas teorías (la selección natural) son muy fáciles de entender: existe variación en la población y los mejores tendrán más hijos que heredarán los rasgos ventajosos. Se trata de algo mecánico y sin un propósito. No hace falta Dios ni un diseñador ni una fuerza vital para explicar la forma de los seres vivos, nuestra mente, nuestra conciencia, nuestra alma. Los críticos de Darwin alegaron que una idea tan sencilla no podía ser cierta, pero una y otra vez se ha demostrado que el proceso de la selección natural es más poderoso de lo que puede parecer.

Mientras el co-descubridor de la selección natural, Wallace, dejó el alma aparte, para Darwin estaba claro que somos mamíferos primates y que esta continuidad no permitía la existencia en el ser humano de un alma inmaterial que sobrevive a la muerte.

En la última parte de la entrevista Miller y Dennet se extrañan del respeto que todos tenemos a las ideas religiosas de los demás y piensan que los ateos deberíamos ser más agresivos para desenmascarar las religiones. Pero puede que la sociedad resulte caótica sin la organización que imprimen las religiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada