martes, 16 de agosto de 2011

Nausícaa. Sorprendidas jugando.

William McGrregor Paxton. Nausícaa.

Nausícaa, hija de los reyes Alcínoo y Arete, fue con sus esclavas a lavar sus ropas al arroyo. Cuando terminaron, se pusieron a jugar a la pelota. La pelota cayó al agua y las mujeres gritaron. 
Tras huir de Ogigia en balsa, sobreviviendo a una enorme ola con la que Poseidón quiso ahogarlo, Odiseo estaba durmiendo en la playa cercana. Se despertó con el alboroto. Tapó su desnudez con una rama de olivo. Habló a Nausícaa con suaves palabras y ésta lo tomó bajo su protección y lo condujo al palacio real.

Christopher Amberger. Odiseo y Nausícaa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada