viernes, 4 de febrero de 2011

Los paradigmas sobre la Naturaleza en tiempos de Darwin.

Desde Aristóteles, la idea de una naturaleza fija había dominado el pensamiento occidental. Pero el fijismo había sido cuestionado por Buffon (1707-1788) y Cuvier (1769-1832) entre otros.
http://jmflseixalbo.blogspot.com/2010/12/buffon-y-cuvier-cuestionando-el-fijismo.html

El evolucionismo moderno nace con Jean-Baptiste-Pierre-Antoine de Monet, caballero de Lamarck (1744-1829). Para Lamarck el clima y la geología cambian de forma lenta y uniforme y las formas y funciones de los organismos se ajustan a las características de los entornos locales (evolución adaptativa gradual).

En época de Darwin, dominaban en Iglaterra dos paradigmas que ya eran evolucionistas:
  1. El de Lamark, a través de la crítica de Lyell en sus Principles of Geology.
    • Como antes Hutton (1726-1796), Lyell (1797-1875) consideraba que la Tierra se había formado a lo largo de extensos periodos de tiempo a partir de las mismas fuerzas físicas que a diario podemos observar (uniformismo, opuesto al catastrofismo de Cuvier). Podemos resumir sus ideas en tres principios:
      • Leyes naturales (contra creación divina).
      • Lenta acción gradual (contra catastrofismo y saltacionismo)
      • Estado estacionario y azaroso de la Tierra (contra direccionalidad)
    • A pesar de esta visión de los procesos geológicos, Lyell creía en la estabilidad de las especies.
  2. El de Chambers, quien había publicado de forma anónima Vestiges of the Natural History of Creation (1844).
    • El proceso evolutivo obedece a un plan divino. Las especies de un periodo dan origen a las especies del siguiente periodo debido a procesos que modifican la reproducción. La transición entre periodos sucede muy raramente (una vez en miles de años).
Ambas teorías describían la evolución como el resultado de dos fuerzas opuestas (teorías bifactoriales):
  1. La fuerza dominante era el progreso lineal desde formas simples hasta llegar al hombre.
    • Esta idea no es científica, pues no puede refutarse.
    • Para Lamarck la fuerza complejizadora era el movimiento de los fluidos y su inevitable tendencia a excavar canales, bolsas y galerías en los tejidos blandos.
      • Sobre esta fuerza, actúa la herencia.
      • Se parte de la generación espontánea de infusorios (protistas) como criaturas acuáticas de vida libre. Estos seres unicelulares se agregaban en pólipos y afines, de los que se derivaban los gusanos simples de simetría bilateral (los gusanos sin cordones nerviosos -platelmintos acelos- son eslabones de una secuencia separada, con origen en gusanos más simples). En la parte más alta se situaban peces y reptiles; estos se bifurcaban en aves y mamíferos.
      • En contra de la idea de Cuvier de varios planes generales, Lamark aportó como prueba de un plan unitaro en los seres vivos (unidad de tipo) la presencia de dientes incipientes en los fetos de ballena, que se pierden antes de llegar a la edad adulta. Geoffroy Saint-Hilaire (1772-1824) estableció homologías entre los vertebrados y los insectos o moluscos. Von Baer (1792-1876) encontró homologías en estados embrionarios y juveniles de animales muy separados. Parecía posible que los seres actuales proviniesen de organismos ancestrales a través de modificaciones para adaptarse al ambiente.
      • Esta fuerza establece las clases y los órdenes (anagénesis).
  2. La segunda consistía en las adaptaciones forzadas por el ambiente, que provocaban desviaciones de la corriente principal.
    • Para Lamark, los cambios en el ambiente alteraban las costumbres de los seres vivos sensitivos (complejos). Estas alteraciones provocaban respuestas de los organismos que generaban cambios en el comportamiento, en el uso del cuerpo (uso y desuso) y en su morfología (con la forma siguiendo a la función, respuesta funcionalista). Los caracteres así adquiridos se heredaban mediante pangénesis (herencia de los caracteres adquiridos).
      • La variación surge con un sesgo direccional intrínseco, bien porque los organismos responden creativamente a necesidades sentidas y pasan los rasgos adquiridos directamente a sus vástagos, bien porque el entorno induce variación heredable a lo largo de trayectorias favorecidas.
      • Lamarck explicó la existencia de organismos con anatomías simples por la generación espontánea continuada. Los organismos iban ascendiendo por la escalera de la complejidad y su lugar era ocupado por formas simples (pequeñas, blandas e indiferenciadas) que se generan a partir de los constituyentes químicos.
      • Esta fuerza establece los géneros y las especies. Las especies constituyen a menudo ramificaciones laterales en torno a los grupos a los que pertenecen y sus extremos son en realidad puntos aislados (cladogénesis).
    • Para Geoffroy Saint-Hillaire el entorno imprimía los cambios directamente en los organismos.
ANTINOMIAS DE LA TEORÍA BIFACTORIAL DE LAMARCK
    Progreso linealAdaptación
    Fuerza principalDesviaciones de la corriente principal
    Orden idealPerturbación
    Anagénesis. Taxones superioresCladogénesis. Géneros y especies
    ProgresoDiversidad
    Interno o intrínsecoExterno o interactivo
    InmanenteImpredecible
    Intemporal o ahistóricoHistórico
    Profundo e invisibleSuperficial y palpable.

    Darwin descartó el progreso lineal y se fijó exclusivamente en la adaptación, a la que asignó un mecanismo: la selección natural. En línea con el uniformismo de Lyell, propuso que la selección natural, una fuerza pequeña pero constante, provocó, actuando durante millones de años, toda la diversidad biológica conocida.

    Darwin rechazó también otras ideas de su tiempo:
    • El saltacionismo, defendido por Cuvier, negaba la continuidad de las especies, y afirmaba una evolución a empujones, en línea con las catástrofes que habría sufrido la Tierra.
    • La variación inherentemente adaptativa, independiente del ambiente, defendida por Hooker.
    • La senescencia intrínseca de las especies, que consideraba que las especies, como los individuos, están destinadas a extinguirse en un tiempo más o menos determinado.

    LAS IDEAS SOBRE LA NATURALEZA EN TIEMPOS DE DARWIN
    DARWIN
    La edad y la formación de la Tierra
    Lyell: uniformismo.
    Cuvier: catastrofismo
    Paley, Agassiz: creacionismo
    Aceptó las propuestas de Lyell.
    Direccionalidad, finalidad o propósito
    Lyell: uniformismo.
    Chambers: plan divino.
    Cuvier: varios planes divinos generales.
    Lamark: un plan unitario. Sesgo direccional intrínseco.
    Paley, Agassiz: creacionismo
    Azar. La variación y la dirección del cambio evolutivo son independientes.
    Especiación
    Lyell: estabilidad de las especies.
    Chambers: procesos reproductivos modificados.
    Cuvier: saltacionismo
    Senescencia intrínseca de las especies
    Paley, Agassiz: creacionismo
    Selección natural.
    Fuerzas
    Lamark: Progreso de formas simples a complejas, con desviaciones provocadas por el uso y desuso, las consecuentes alteraciones en la forma y la herencia de los caracteres adquiridos.
    Hooker: variación inherentemente adaptativa.
    Paley, Agassiz: creacionismo
    Selección natural.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada