viernes, 3 de agosto de 2012

Murallas y Ciudadela de Pamplona.

Debido a la rivalidad entre los tres burgos o barrios que componían la Pamplona medieval, el recinto amurallado común no se estableció hasta finales del XV. Los reyes Juan II y Doña Blanca ordenaron en 1432 una sisa de 1/3 para cada barrio, destinado a la construcción de las murallas.

En el XVI, las murallas sufren continuas mejoras y reparaciones debido a su debilidad ante la artillería de la época. Por orden de Fernando el Católico, se inicia en 1513 la construcción de un nuevo castillo y en 1538-1540 se envuelven en cubos y bastiones las torres medievales de Caparroso, la Tesorería, San Llorente y las Torredondas. En 1571 comienzan las obras de la actual Ciudadela. Finalizando el siglo, se trazan dos lienzos desde la fortaleza hasta el actual Portal Nuevo por una parte y hasta la Puerta de Tejería por otra, con lo que La Taconera queda dentro de la ciudad. Oprimida por las murallas, la ciudad creció verticalmente, quedando La Taconera para paseo. Las obras de fortificación continúan durante todo el XVII.

Pamplona. Ciudadela.



La Ciudadela de Pamplona o Castillo Nuevo fue diseñada por  el ingeniero militar Giacomo Palearo, el Fratin, con la participación del virrey de Navarra Vespasiano Gonzaga y Colonna. Idearon un sistema defensivo que se había puesto en práctica poco antes en la ciudad de Amberes, con la ciudadela proyectada por Francesco Paciotto, autor también de la de Turín: Un recinto con planta en forma de estrella de cinco puntas. Desde cada una de las puntas se controlan todos los posibles ángulos de ataque. Dos de estas puntas, parcialmente derribadas a finales del XIX y principios del XX, estaban dirigidas hacia el interior de la ciudad para el control de la misma.
Se puede dar por concluida en 1645, aunque se reforzó en 1685 y en la primera mitad del XVIII.
En 1964 perdió su carácter militar, convirtiéndose en un parque muy frecuentado y con usos culturales en los antiguos edificios castrenses.
  • El Polvorín de 1694 de Torelli.
  • El Almacén de Mixtos, reformado en 1720 por Ignacio Sala.
  • Sala de Armas de 1725 por el ingeniero Jorge Próspero de Verboon, autor de la ciudadela de Barcelona.

Está rodeada por la Vuelta del Castillo, la zona verde más grande de Pamplona y que permaneció durante siglos sin construir por motivos de defensa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada