viernes, 12 de marzo de 2010

Orangutanes

En 1707 Schouten informó de la existencia de unos hombres salvajes que vivían en los bosques a los que nos nativos llamaban orangs outangs.
En 1776 llevaron a Holanda una hembra de orangután joven. Al ser de pequeño tamaño, Vosmaer la clasificó como Pongo pygmaeus. Pongo fue el nombre que utilizó el corsario Battell para el gorila.
Fueron extensamente estudiados por Biruté Galdikas, en Sumatra, durante más de 20 años.

No existe acuerdo en la clasificación taxonómica de los orangutanes (género Pongo). Una de las posibilidades es reconocer tres subespecies:

Pongo pygmaeus pygmaeus Linnaeus, 1760 Orangután de Borneo Occidental
Pongo pygmaeus wurmbii Tiedeman, 1808 Orangután de Borneo Sureño
Pongo pygmaeus abelii Lesson, 1827 Orangután de Sumatra

Hoy en día sólo encontramos orangutanes en un área relativamente reducida al noroeste de Sumatra y en regiones aisladas en la isla de Borneo. Hace unos 10 mil años su distribución comprendía toda la extensión geográfica de estas dos islas y toda Indochina hasta el centro de China. Del análisis del ADN se desprende que los orangutanes de Borneo y Sumatra se separaron hace 400.000 años.

En posición vertical pueden alcanzar los 2 metros (aunque rara vez superan los 1,75 m) con una apertura de brazos de 3 metros. Los ejemplares machos llegan a pesar más de 120 kilos mientras que las hembras solo alcanzan la mitad. La palabra orangután deriva del malayo Orang Hutan que significa hombre de la selva.

Su pelaje es de color pizarra en los machos viejos y rosado en los jóvenes y hembras, poco tupido, con mechones de largos pelos rojizos distribuidos por el dorso, brazos y costados del cuerpo; por el contrario en algunas zonas como las manos, los pies, el pecho y el vientre son lampiños .
Las extremidades anteriores son más largas que las posteriores y alcanzan un tamaño tal que comparadas con el tronco, éste parece pequeño. Las manos son largas y estrechas, siendo el pulgar pequeño y débil, mientras que los otros cuatro dedos comprenden un órgano prensil muy apropiado para sus condiciones de vida. Las extremidades posteriores son débiles y terminan en pies largos con dedos delgados.
Los machos adultos a veces pueden poseer grandes adiposidades en torno al hocico y alrededor del cuello. Quizás representan la dominancia del individuo pues cuando se trata de uno especialmente dominante las adiposidades están muy desarrolladas. 
Los orangutanes son los más arborícolas de todos los grandes simios, pasando casi todo el tiempo en los árboles. Aunque los machos adultos cuando ya logran cierto peso prefieren permanecer no muy alto entre las ramas. Una explicación lógica puede ser que su peso los haga cautelosos. En el suelo practican el fist walking: las extremidades anteriores se apoyan en las falanges proximales. El apoyo de los pies es en el borde externo.
Los gorilas y chimpancés practican el knuckle-walking, nudilleo o apoyo en las falanges medias.

Los machos se mantienen la mayor parte del tiempo solos y las hembras con sus propias hijas e hijos no adultos.
A pesar de su carácter pacífico, se producen agresiones que a veces pueden ser ferozmente territoriales. Los machos inmaduros intentan siempre copular con cualquier hembra, teniendo éxito muchas veces cuando se trata de una hembra inmadura que no puede apartarlo. Las hembras maduras pueden alejar fácilmente a un macho inmaduro, prefiriendo la cópula con machos dominantes y también maduros. Un macho adulto puede defender un área de campeo que abarca las áreas de varias hembras adultas, mientras que otros machos vagan por grandes áreas apareándose oportunísticamente. Cuando los machos residentes se encuentran con los nómadas pueden tener lugar enfrentamientos feroces y ruidosos.
Normalmente las madres tienen un sólo hijo en cada embarazo. El período de gestación es de 250 a 270 días. Los recién nacidos pesan de 0.9 a 1.8 kg. Tienen una cría cada siete u ocho años. Las hembras logran la madurez de los 7 a 12 años, los machos son adultos a los 15 años. En la naturaleza se le estima una longevidad de unos 50, tal vez 60, años,
Los orangutanes utilizan herramientas para proporcionarse alimentos, de acuerdo con distintas culturas. Se alimenta principalmente de frutos, brotes, hojas y cortezas. Ocasionalmente es posible que atrape y se coma algún invertebrado, huevos de aves o un vertebrado pequeño.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada