domingo, 16 de diciembre de 2012

El mito de Adonis

Adonis. Mármol. Torso antiguo restaurado y completado por François Duquesnoy. Museo del Louvre .

Un rey se jactaba de que su hija era más bella que la misma Afrodita. La diosa se vengó de este insulto haciendo la hija se enamorara de su padre. Esmirna, que así se llamaba la princesa, yació con su padre tras conseguir que su aya lo embriagase. Cuando el rey descubrió los hechos, en un ataque de ira persiguió a Esmirna para matarla. La alcanzó en lo alto de una colina, pero en el momento de darle un tajo, Afrodita transformó a Esmirna en un árbol de mirra que la espada cortó en dos mitades. Por la abertura salió Adonis. Afrodita lo escondió en cofre que confió a Perséfone, Reina de la Muerte, pidiéndole que lo guardara en un lugar oscuro.

Pero Perséfone abrió el cofre por curiosidad. Adonis era tan adorable que Perséfone tuvo que llevarlo a su palacio. La noticia llegó a oídos de Afrodita, quien reclamó para sí al bello Adonis. Perséfone, que se había convertido en su amante, se negó y Afrodita apeló a Zeus, quién se negó a intervenir en un asunto tan estúpido y confió el caso a Calíope. La musa dictaminó que debían compartirlo y concedió a Adonis el derecho a unas vacaciones para descansar de los ímpetus de tan insaciables diosas. Dividió por tanto el año en tres partes iguales.


No conforme, Afrodita convenció a Adonis para que le dedicara todo su tiempo. Perséfone se lo contó a Ares, el benefactor de Afrodita, quien, celoso, se disfrazó de jabalí y corneó a Adonis en el transcurso de una cacería, ante los propios ojos de Afrodita.

Adaptado de Robert Graves. The Greek Myths.


Adonis. Copia del XIX de un bronce griego hallado en Pompeii, Museo de Nápoles..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada