miércoles, 22 de febrero de 2012

Yacimientos de tecnologías avanzadas de Asia Menor.


En los yacimientos de Ksar Akil, Erq el-Ahmar, Yabrud II y Qafzeh han aparecido restos líticos caracterizados por el predominio de láminas y laminitas. Con utilización ocasional de hueso para la producción útiles. Estas industrias se han agrupado bajo el término Ahmariense. En Ksar Akil se han encontrado acumulaciones de conchas que demuestran el aprovechamiento de los recursos marinos.
El yacimiento de Üçagizli (Turquía) está datado en 41-39 ka ha proporcionado una gran cantidad de conchas perforadas.
En los momentos finales, las industrias ahmarienses coexisten con los primeros conjuntos auriñacienses, marcados por la aparición de raspadores carenados y en hocico, láminas auriñacienses y artefactos en hueso y asta.
El Auriñaciense muestra un retroceso de la producción laminar y se presenta únicamente en las zonas costeras. Estos conjuntos muestran la coexistencia de dos métodos de talla.
-       La predominante se dirige a la producción de lascas y láminas espesas de las que se obtienen raspadores, buriles y láminas auriñacienses.
-       Otra, encaminada a la producción de laminitas utilizadas para la configuración de puntas El-Wad.
Pertenece al Auriñaciense una de las escasas representaciones artísticas documentadas en esta zona: las plaquetas grabadas de la cueva de Hayonim.

Ohalo II es un yacimiento descubierto en 1989, datado en 23.000 años, en las costas del Mar de Galilea. Sus habitantes fueron cazadores recolectores. Las estructuras fueron construidas en madera y plantas locales. Recolectaba cereales silvestres que golpeaban con palos para que los granos cayeran en unos cestos vegetales. Aparecieron conchas exóticas, lo que sugiere la presencia de redes comerciales.

Kharaneneh IV está situado al este de Jordania. Está datado en 20 ka, antes de la aparación de la agricultura. En 2012 (Lisa A. Maher et al) se ha documentado el hallazgo de chozas utilizadas como residencias a largo plazo. Las paredes y el techo eran de madera de arbusto. El yacimiento está asociado a un medio fértil y con abundantes recursos hídricos. Hay evidencias de intercambio comercial y enterramientos. Se han recuperado herramientas de piedra, cuentas de concha (el mar dista 250 km), pigmentos, huesos con incisiones regulares y un fragmento de piedra caliza con patrones geométricos tallados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada